CAMPAÑA ROSA

ENTREVISTA: 

Dr. Jorge Horacio Portillo Gallo. MD. IFCAP. MRO
Médico Patólogo Clínico
LIACSA Laboratorios

 

Dr. Portillo, Clúster Minero de Chihuahua agradece su apoyo con la participación en la

siguiente entrevista como parte de la campaña que hemos emprendido en el marco del mes

de la lucha contra del cáncer de mama.

  1. ¿A qué edad es recomendable empezar a hacerse estudios para la detección del cáncer de mama?

El cáncer de mama, en nuestro medio, se presenta en general, en mujeres mayores de 40 años de edad, con un pico máximo entre los 50 y 75 años (64 años promedio), aunque en los últimos años, de acuerdo a las estadísticas (1), hay un crecimiento en el número de casos de esta tipo de cáncer, en mujeres menores de 50 años, por lo que algunas autoridades de salud han propuesto, que la detección del mismo, se inicie lo más temprano posible a partir de los 18 años de edad; y educar a las mujeres para que desde la juventud conozcan la técnica correcta y la frecuencia para realizarse la autoexploración de mama. El IMSS, señala (acorde a datos internos), que más de la mitad de las mujeres, desarrollan padecimientos mamarios benignos, después de los 20 años de edad, por lo que se debe de estar alerta, para detectar casos no benignos. A continuación, se mencionan estudios de tamizaje que se recomiendan realizar en las mujeres de nuestro País (3):

Recomendaciones generales:

 Autoexamen mamario mensual a partir de los 18 años (7 días después de terminada la menstruación).

 Examen clínico mamario anual a partir de los 25 años.

 Mastografía anual de tamizaje en mujer asintomática a partir de los 40 años.

 El ultrasonido (US) mamario es el estudio de elección inicial en mujeres menores de 35 años con patología mamaria.

 Actualmente el uso de la mastografía de detección unida a US en mujeres

con mama densa mejora la detección de lesiones tempranas de 61.5% a 83.5%.

  1. ¿Cuáles son los factores de riesgo más pronunciados para este tipo de cáncer?

En general, se han detectado diferencias importantes entre mujeres que viven en el norte del país, a las que lo hacen en el sur. Cómo factores de riesgo principales, se han detectado el cambio en los estilos de vida; un mayor consumo de grasas animales; el tabaquismo, el consumo elevado de alcohol, la obesidad (uno de los principales factores de riesgo en nuestro país), el sedentarismo; el retraso en la reproducción (mujeres mayores de 30 años), la ausencia de lactancia, y el uso de terapia hormonal de reemplazo en la menopausia (1).

Otros factores observados también (aunque en porcentajes de menos del 10 %), son los hereditarios, es decir se detectan mutaciones hereditarias (genes BRCA 1 y BRCA 2) en la mujer, quiénes en este caso, refieren generalmente cáncer en la madre, hermanas o hijas. Otros son las lesiones mamarias con datos histológicos de cambios celulares (atipias); el haber recibido radioterapia en tórax en la infancia de forma excesiva; la menarquia temprana o la menopausia tardía. Recientemente, se ha incluido también como factor de riesgo, la elevada densidad mamaria de una paciente (tipo C o D).

Se conocen los siguientes factores de riesgo (5):

  1. Biológicos: Sexo femenino; Edad (a mayor edad, mayor riesgo); Historia personal o familiar de cáncer de mama (en familiares de primer grado); Antecedentes de hiperplasia ductal atípica, imagen radial o estrellada y carcinoma lobulillar in situ; Vida menstrual mayor de 40 años (menarquia antes de los 12 años y menopausia después de los 52 años); Densidad mamaria; Ser portador/a de mutaciones en genes de susceptibilidad a cáncer de mama.
  • Iatrógenos: Exposición a radiación ionizante terapéutica torácica, principalmente durante el desarrollo o el crecimiento
  • Reproductivos: Nuligesta; No lactar; Primer embarazo a término después de los 30 años de edad; Terapia hormonal con estrógeno y progesterona combinados en la perimenopausia o postmenopausia por más de cinco años.
  • Relacionados con el estilo de vida: Obesidad; Sedentarismo; Consumo de alcohol; Tabaquismo
  1. ¿Qué opciones existen después del diagnóstico para tratamiento?

Actualmente existen en nuestro país, guías de manejo, tratamiento, control y seguimiento que se encuentran a la par de las mejores del mundo y que los médicos especialistas en este tipo de cáncer (ginecólogos oncólogos, oncólogos clínicos, cirujanos oncólogos, entre otros), siguen en cada caso particular, para que acorde al tipo de cáncer, a las características histológicas del mismo, a los datos moleculares, al estadio clínico, así como al tipo de paciente en particular, se siguen dichas guías que han logrado mejores resultados en lo general (1. 3. 5). Como ejemplo, una de éstas guías, es la del 25 Consenso Mexicano sobre diagnóstico y tratamiento del cáncer mamario (5), que en este 2019, se llevó a cabo en la Ciudad de Colima y en donde se revisan las actualidades y avances logrados a nivel mundial en la materia.

Es importante destacar en esta referencia mencionada, se señala el manejo conocido como “Terapia Reductora de Riesgo” y que el médico especialista y tratante del caso, ofrece en aquellos casos considerados de alto riesgo para el desarrollo del cáncer de mama, por lo que son mujeres candidatas a quimio prevención. Es muy importante resaltar que solo el médico especialista a cargo de una paciente, será quién determine si este manejo o cualquier otro, se requiere en cada caso.

Cuando se diagnostica un caso de cáncer de mama, lo primero que se debe de hacer, es finalizar el proceso de estudio integral acorde a las guías, para ofrecer acorde a los hallazgos, la mejor opción del tratamiento médico, que podrá ser quirúrgico, farmacológico, el uso de radioterapia o la combinación de cualquiera de estos en algunos casos. La mejor opción de manejo, será la que considere el médico especialista a cargo, determinado por los datos clínicos, de histología, imagen, moleculares y de laboratorio que se tengan y la paciente particular de que se trate.

En México, se ha logrado un avance muy importante en la sobrevida de las pacientes, debido al uso de los programas de manejo estandarizados disponibles.

 

  1. ¿Cómo es el proceso de cada tratamiento?

Cómo se comentó en el punto anterior, cada caso es individual y personalizado. El médico a cargo de la paciente, se apega a la propia experiencia que tenga, así como a lo dispuesto en las guías y estándares de manejo que, a nivel Mundial y Nacional, han demostrado ser la mejor opción para ese caso en particular. Por mencionar en lo general el proceso global del tratamiento, incluye (3,5):

  1. a) El estudio de tamizaje comentado líneas arriba.
  2. b) Estudios de imagen: Como la mastografía, el Ultrasonido, la Resonancia magnética (RM) y más recientemente los estudios moleculares que permiten detectar, caracterizar, así como evaluar la extensión de la enfermedad y dar seguimiento a las lesiones mamarias. La mastografía deberá ser adecuadamente interpretada y la conclusión emitida en sistema BIRADS. De acuerdo a los hallazgos iniciales, se realizarán otros estudios complementarios con estos equipos, hasta lograr el diagnóstico preciso de la lesión detectada.
  3. c) Estudio histopatológico: Considerado el estándar de oro en el diagnóstico; las biopsias percutáneas con aguja de corte y sistemas de corte aspiración con guía por rayos X o por US son los métodos de elección en lesiones no palpables con sospecha de malignidad y en fecha más reciente también son aceptadas para las palpables; en casos donde las lesiones sólo son visibles mediante Resonancia Magnética o estudios moleculares, se efectuarán por estos métodos.

Una vez que se establece el tipo de cáncer en la paciente, y evaluando toda la información obtenida de los diversos métodos diagnósticos empleados, se determina el tratamiento particular para el caso, que puede ser de seguimiento solamente o un proceso quirúrgico, manejo farmacológico, el uso de radioterapia o la combinación de cualquiera de estos, que varían en tiempo, dosis y tipos, acorde a la guía de manejo correspondiente.

  1. ¿Qué tan invasivo puede ser el cáncer de mama de no haber detección temprana?

La respuesta a esta pregunta es difícil de contestar, ya que la invasividad del cáncer, dependerá del tipo de lesión que se haya detectado (algunos tipos histológicos son más agresivos que otros); así como del tiempo que haya pasado entre el diagnóstico y el inicio del tratamiento médico o quirúrgico.

En México, hay evidencia de que los retrasos en el tratamiento de las pacientes con cáncer de mama son frecuentes (3,5) y estos retrasos se asocian con presentaciones en estadios clínicos más avanzados, lo que es un factor negativo ya que permite la diseminación del cáncer y disminuye la probabilidad de sobrevida (5). Es por ello, que las campañas de información masiva a la población, son muy importantes y permiten incidir en la educación de la sociedad, para que entienda el problema, conozca las alternativas que tiene para el diagnóstico y tratamiento y sobre todo el papel que cómo sociedad nos toca, (cómo la revisión médica periódica), que es de vital importancia hacerla, desde edades tempranas.

  1. ¿Conoce estadísticas de casos aquí en Chihuahua?

La Secretaría de Salud ha reportado que, en el año 2014, se registraron 11,372 casos nuevos de cáncer de mama con una tasa de incidencia de 22.56 por 100,000 habitantes mayores de 10 años (1).

En el grupo específico de mujeres de 25 años y más, en el año 2015 se registraron 6,252 defunciones en mujeres con una tasa cruda de 18 defunciones por 100,000 mujeres. Las entidades con mayor mortalidad por cáncer de mama son: Sonora con 28.6; Nuevo León con 26; Coahuila con 25.7; Chihuahua con 24.8; la Cd. De México con 24.7 y Sinaloa con 22.2 (2).

La edad promedio de presentación de los casos de cáncer de mama es de 54.9 años, la incidencia más alta en el número de casos se registra en el grupo de 50 a 59 años con el 45% de todos los casos. De acuerdo a información del Centro Estatal de Cancerología de Chihuahua, (dependiente de la Secretaría de Salud) (6), el cáncer sigue teniendo alta incidencia en chihuahuenses, pues cada mes se detectan 60 nuevos pacientes adultos con diversos tipos de tumores los cuales se dividen en: cáncer de mama, útero, tumor maligno de colon y recto, tumor maligno de próstata, ovario, malignos de piel, linfomas y mielomas de piel, bronquios y pulmón, así como de glándulas y tiroides.

Lo anterior significa que al año un total de 726 pacientes son atendidos en el Centro Estatal de Cancerología, que al año otorga 15 mil consultas. Los tipos de cáncer más frecuentes de acuerdo a esta misma fuente (6), en adultos son: 43% mama, 15% cuello del útero, 8% ovario, 6% colon y recto, 4% melanoma y piel y 13% todos los otros sitios; que, en etapas iniciales de diagnóstico y manejo, pueden tener un costo mensual de $ 50,000.00 pesos, pero que en otros estadios o ante complicaciones, puede elevarse hasta medio millón de pesos mensual, por paciente.

De acuerdo al INEGI (2), en Chihuahua, la tasa de mortalidad en 2012 por cáncer de mama, es de 15.92 a 17.97 por cada 100,000 mujeres de 20 o más años de edad, mientras que el promedio nacional es de 14.76.

  1. Se sabe que hay un porcentaje, mínimo, pero al final existente de hombres que han padecido cáncer de mama ¿Recomienda que ellos también se realicen periódicamente estos estudios?

De acuerdo a datos del INCAN de nuestro país (4), el cáncer de mama en el hombre, es una entidad clínica muy poco frecuente, con presentación unimodal a los 71 años de edad. Su etiología es poco conocida y al igual que en las mujeres, se han detectado algunos datos como mutaciones genéticas en el gen BRCA 2; Otros factores de riesgo como disfunción gonadal, hiperestrogenismo, obesidad, ingesta elevada de alcohol. La historia familiar, tiene importancia, así como el Síndrome de Klinefelter (47 XXY); el síndrome de Cowden. Otros factores de riesgo involucrados, son la exposición al petróleo e hidrocarburos aromáticos policíclicos que se encuentran en el humo del cigarro; el uso de estrógenos exógenos para el tratamiento oncológico en pacientes con cáncer de próstata, la obesidad y la cirrosis hepática.

Desgraciadamente este tipo de cáncer, en lo general, se presenta o diagnostica en etapas avanzadas de la enfermedad, porque regularmente no se piensa en él y no se busca de manera intencional. El tratamiento puede incluir mastectomía con disección axilar o determinación de ganglio centinela, y de acuerdo a los factores de pronóstico se administrará radioterapia y hormonoterapia/quimioterapia.

En los EUA, representa el 1 % de todos los tipos de cáncer y el 0.1 % de las muertes por este tipo de cáncer. En los últimos 26 años, la incidencia de este tipo de cáncer, ha aumentado de 0.86 a 1.06 por cada 100,000 habitantes.

El diagnóstico generalmente se hace cuando la persona se detecta una masa palpable en la mama, que obliga al médico, a establecer un diagnóstico diferencial entre cáncer, ginecomastia, absceso, hematoma, lipoma, necrosis grasa, ectasia ductal, papiloma intraductal, sarcoma, quistes y enfermedad metastásica (4).

Respecto a la prevención, hay poca experiencia con el uso de la mastografía, de acuerdo a Vetto, No demuestra beneficio en pacientes menores de 50 años, por un alto porcentaje de falsos positivos, debido a ginecomastia y quistes epidérmicos.

Tampoco el ultrasonido no aporta mayor información ni ofrece ventaja sobre la mastografía, por lo que su uso es limitado. De acuerdo con diferentes autores la biopsia con aspiración con aguja fina (BAAF) es un método adecuado para la toma de muestras, pero tiene un gran porcentaje de falsos positivos, debido a la hiperplasia epitelial. En conclusión, no existe un consenso sobre la ruta diagnóstica ante un hombre con tumor en la mama, debido al escaso tejido mamario y a la rareza de la enfermedad (4).

  1. ¿Ha habido un incremento de cáncer de mama en los últimos años?

En definitiva y acorde a las estadísticas a nivel mundial, se ha reportado un incremento en algunos tipos de cáncer, entre los que se encuentra el de mama.

Es por ello, que la educación de la población es un factor muy importante en la detección temprana, que le permita al médico, ofrecer la mejor terapéutica existente, misma que arrojará mejores resultados y perspectivas de manejo en etapas tempranas de la enfermedad. No es solo la educación en la detección temprana del cáncer, un elemento fundamental en la lucha contra el mismo, sino también el comprender que evitar los factores de riesgo conocidos para los diferentes tipos de cáncer, será un importante factor en la disminución de la incidencia del mismo.

Esto implica, un cambio de cultura poblacional que no siempre es fácil de lograrse y que requiere el involucro de toda la sociedad en su conjunto, así como un trabajo organizado de las diversas autoridades y del sector salud en nuestro país. La prevención de la enfermedad aunque pueda pensarse que implica gastos importantes al sector salud, siempre será más barato, que manejar casos de cáncer o distintas enfermedades prevenibles, en etapas avanzadas o complicadas, cuyo costo, puede llegar a ser impagable para un sistema de salud, en países como el nuestro.

  1. ¿Alguna recomendación desde el punto de vista profesional?

Bueno, en primer lugar agradecer la oportunidad a CLUMIN por esta entrevista, ya que demuestra el compromiso que como grupo minero, tiene para con sus trabajadores en el proceso de capacitación en salud, que le permita tener una mejor calidad de vida en lo general.

En segundo lugar, quisiera cerrar señalando que estoy convencido de que toda la sociedad en su conjunto, debemos de involucrarnos de alguna manera en las actividades que nos impactan y afectan la salud, que es el principal activo, por el que debemos de luchar. La educación, es el factor más importante que nos permite conocer cómo y donde debemos actuar, para evitar problemas que de no atenderse, nos impactaran de manera negativa, sea en nuestra salud, o en el aspecto económico, o en el laboral y finalmente nos impactarán negativamente como sociedad y como familias.

Por ello, insto a todos, a que de manera periódica nos demos el tiempo necesario para visitar al nuestro médico de confianza, para que nos revise de manera integral y en su caso, se auxilie con los servicios como laboratorio clínico, rayos X e imagen, u otras herramientas, para detectar problemas médicos en etapas tempranas, que le permitan establecer manejos médicos adecuados y nos ayuden a recuperar la salud, o simplemente aunque no exista enfermedad alguna, a conservarla de manera adecuada.

Nuestro actuar personal, es y será sin duda alguna, el principal factor para colaborar con la autoridades de salud, en la disminución de los costos que generan los diversos problemas médicos que nos afectan, ya que si conocemos como evitar los factores de riesgo de distintos problemas médicos y de algunos tipos de cáncer, enfermedades del corazón, la obesidad, el sobrepeso, la diabetes, la hipertensión arterial, y entendemos que debemos de evitar la automedicación o el acudir con charlatanes que nos garantizan curaciones mágicas, deberemos de hacer la parte que nos toca, para disminuir estos factores de riesgo y no permitir que las distintas enfermedades y sus complicaciones, sigan afectando nuestro País, que se sigan elevando los costos económicos y que se obtengan pobres resultados. De seguir así, en el mediano plazo, no habrá dinero que alcance, para el manejo y control de algunas enfermedades que ya se encuentran con una elevada incidencia entre nuestra sociedad.

Muchas Gracias.

Dr. Jorge Horacio Portillo Gallo. MD. IFCAP. MRO

Médico Patólogo Clínico

LIACSA Laboratorios

Referencias Bibliográficas:

1) Secretaría de Salud: Información Estadística Cáncer de Mama. Programa de Acción. Centro Nacional

de Equidad de Género y Salud Reproductiva. Acciones y Programas. 2019.

https://www.gob.mx/salud%7Ccnegsr/acciones-y-programas/informacion-estadistica-cancer-demama Ultimo acceso. Octubre del 2019

 

2) INEGI. “Estadísticas a Propósito Del Día Internacional Contra El Cáncer De Mama. (19 De Octubre)”

Datos Nacionales. 16 de Octubre del 2014. Aguascalientes Ags.

3) IMSS. Guía de Referencia Rápida. Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer de Mama, En Segundo y

Tercer Nivel de Atención. Número de Registro: IMSS-232-09.

4) Jorge L. Martínez-Tlahuel, Claudia Arce, Fernando U. Lara. Cáncer de Mama en el Hombre. INCAN.

Cancerología 1 (2006) : 201-210

5) 25 Consenso Mexicano sobre diagnóstico y tratamiento del cáncer mamario Colima 2019. Octava

revisión. México.

6) El Heraldo de Chihuahua. Detectan cada mes, 60 nuevos casos de cáncer en Chihuahua.

https://www.elheraldodechihuahua.com.mx/local/detectan-cada-mes-60-nuevos-casos-de-cancer-enchihuahua-3613342.html Ultimo Acceso. Octubre 26 del 2019

¡Gracias por su tiempo!