Mitos y realidades del sector

null

“La Minería consume grandes cantidades de agua”

La industria minera de Chihuahua utiliza solo el 1.2% del agua disponible en la cuenca Noroeste. No obstante y gracias a las nuevas tecnologías se han incorporado plantas de tratamiento que utilizan aguas negras, logrando un doble propósito: no consumir agua de primer uso y contribuir a su saneamiento. Hoy en día existen minas que funcionan 100% con agua procesada y generan 0% de descargas.

null

“La minería se traduce en contaminación y deforestación”

Como sector, esta industria produce y siembra al año aproximadamente 4.5 millones de árboles que se destinan a la reforestación, regeneración y conservación de flora y de apoyo a programas ambientales en diferentes comunidades.

Además actualmente existen 177 Áreas Naturales Protegidas que abarcan 25.6 millones de hectáreas y 369 áreas dedicadas a la conservación de manera voluntaria. Las empresas mineras participan en más de 9 Consejos Asesores de Áreas Naturales Protegidas.

null

“Las empresas mineras no generan beneficio social”

En 2015, la minería trabajó decididamente en programas de responsabilidad social a favor de las comunidades donde opera. Se invirtieron más de 3 mil 800 millones de pesos en materia ambiental, social y proyectos productivos. Generando fuentes de empleo alternativas, para cuando la mina por alguna circunstancia deje de operar.

null

“Las empresas mineras no pagan impuestos”

En 2015, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reportó 29 mil 497 millones de pesos por concepto de contribuciones pagadas por el sector económico de la minería.

null

“La Minería solo beneficia a los inversionistas extranjeros”

En México, la minería da empleo directo a más de 345 mil trabajadores, lo que significa más de 2 millones de familias en México beneficiadas por este sector.

null

“Las minas explotan, contaminan y se van dejando un gran problema ambiental”

La Minería toma en cuenta tres aspectos: la prevención del impacto (que se desarrollará antes o durante las labores de explotación), la restauración del terreno, que consiste básicamente en devolverle en lo posible su aspecto original, y la remediación, que pretenderá solucionar los problemas de mayor impacto, no solucionables mediante la simple restauración.

En Chihuahua se desarrolla el primer trabajo a nivel nacional de cierre de una mina, avalada por organismos internacionales.

null

“En las minas se trabaja bajo pésimas condiciones laborales”

El sector minero en Chihuahua, es reconocido por distintivos como Great Place to Work, Empresa Socialmente Responsable (ESR), Equidad y Genero, industria limpia, Distintivo H y reconocimientos en seguridad.

El Salario promedio diario es 35% superior al promedio nacional, además según datos del INEGI, durante el 2015 la carrera de minería se colocó en quinto lugar entre las mejores remuneradas entre 10 áreas de conocimiento.